Me despido tristemente de la casa donde estoy; (bis) adiós, adiós, padres porque ya me voy. (bis) No llores, madre querida, deja de tanto llorar, (bis) que allá le pido a mi Dios que te venga a consolar. (bis) Al pasar el purgatorio, la palma se le quemó; (bis) una corona de azhares fue la que a Dios le llevó, corona, paja y rosario fue lo que a Dios le entregó. No llores, madre querida, -fuente de toda la rama- se va una prenda preciosa nacida de tus entrañas... Yo ya me voy de mi casa con mucho gusto y contento: mi madrina y mi padrino me dieron los sacramentos. No llores, madre querida; tú siempre sigues llorando. (bis) ¡Adiós, adiós!, la tierra me está llamando. (bis) Adiós mi padre y mi madre, adiós también mis padrinos: (bis) ¡adiós, adiós! yo ya voy en el camino... (bis)." />

Los Parabienes, Mariachi de Sitakua. 16. Testimonio Musical de México, volumen 47, tomo I

® Derechos Reservados
1/1 Objetos

Más de la colección

El Tlacuache Núm. 195 (2005). 195 Año 5 (2005) dic...

Graza Gómez, Isabel (author), Konieczna, Barbara (author), , Dirección de Medios de Comunicación del Instituto Nacional de Antropología e Historia (author), Avilés, Margarita (author), Fuentes, Macrina (author)

Instituto Nacional de Antropología e Historia


El Tlacuache Núm. 178 (2005). 178 Año 5 (2005) ago...

Garza Gómez, Isabel (author), Rosas, María (author), , Dirección de Medios de Comunicación del Instituto Nacional de Antropología e Historia (author), Avilés, Margarita (author), Fuentes, Macrina (author)

Instituto Nacional de Antropología e Historia


Ver más

Los Parabienes, Mariachi de Sitakua. 16. Testimonio Musical de México, volumen 47, tomo I

Se trata de una pieza en la que, con un tono lastimero, el "angelito" (niño o niña difunto) se despide de sus padres, de sus familiares y "dolientes", así como de sus padrinos, por boca del mariachi.

Me despido tristemente de la casa donde estoy; (bis) adiós, adiós, padres porque ya me voy. (bis) No llores, madre querida, deja de tanto llorar, (bis) que allá le pido a mi Dios que te venga a consolar. (bis) Al pasar el purgatorio, la palma se le quemó; (bis) una corona de azhares fue la que a Dios le llevó, corona, paja y rosario fue lo que a Dios le entregó. No llores, madre querida, -fuente de toda la rama- se va una prenda preciosa nacida de tus entrañas... Yo ya me voy de mi casa con mucho gusto y contento: mi madrina y mi padrino me dieron los sacramentos. No llores, madre querida; tú siempre sigues llorando. (bis) ¡Adiós, adiós!, la tierra me está llamando. (bis) Adiós mi padre y mi madre, adiós también mis padrinos: (bis) ¡adiós, adiós! yo ya voy en el camino... (bis).

Ficha Técnica
Título Los Parabienes, Mariachi de Sitakua. 16. Testimonio Musical de México, volumen 47, tomo I
Tipo de objeto Grabación de audio, Música, minuete
Institución Instituto Nacional de Antropología e Historia
Créditos Ríos Martínez, Juan (musician), Martínez Robles, Tereso (musician), Martínez Robles, Fidel (musician), Martínez Rodríguez, Ramón (musician), González Martínez, Eulalio "Ve’ereme Temay" (musician), Mariachi de Sitakua (musician)
Formatos disponibles JPG
Identificador oai:mexicana.cultura.gob.mx:0014137/0093250
Ver registro original http://mediateca.inah.gob.mx/islandora_74/islandora/object/musica%3A637

Anotaciones

¿Qué son las anotaciones?

Las anotaciones buscan mejorar y enriquecer la información de cada uno de los objetos digitales que se encuentran disponibles en Mexicana. En caso de que conozcas datos relevantes sobre este objeto en específico, te invitamos a participar agregando y compartiendo dicha información, la cual pasará por un proceso de validación antes de ser visible en la plataforma. ¡Muchas gracias por tu anotación!

Inicia sesión

Registrate

CREA TUS COLECCIONES

REGÍSTRATE PARA GUARDAR TUS FAVORITOS

¿Ya tienes una cuenta? Inicia sesión aquí

Secretaría de Cultura, 2017. Todos los derechos reservados.