Versos de Arcadio Hidalgo. 17. Testimonio Musical de México, volumen 36

® Derechos Reservados
1/1 Objetos

Más de la colección

Danza del volador (totonacas). 11. Testimonio Musi...

Instituto Nacional de Antropología e Historia


Vinuetes. Tierra Caliente de Guerrero. 10. Testimo...

Instituto Nacional de Antropología e Historia


Ver más

Versos de Arcadio Hidalgo. 17. Testimonio Musical de México, volumen 36

Texto: Señores, ¿qué son es éste? (bis) señores, el fandanguito, (bis) La primera vez que lo oigo, ¡válgame Dios, qué bonito! Señores, ¿qué son es éste? señores, el fandanguito, Pues a la ela, pues a la ela, más a la ela, golpe de mar, golpe de mar, barquito de vela, dime mi bien para dónde me lleva, si para España, para otra tierra, o a navegar al mar para fuera. Yo soy como mi jarana con el corazón de cedro, por eso nunca me quiebro y es mi pecho una campana; y es mi trova campirana como el cantar del jilguero, por eso soy jaranero y afino bien mi garganta, y mi corazón levanta un viento sobre el potrero. Yo me llamo Arcadio Hidalgo, soy de nación campesino, por eso es mi canto fino potro sobre el que cabalgo; y ¡ay! quiero decirles algo y en reventando este son, quiero decir con razón la injusticia que padezco y que es la que no merezco, causa de la explotación. Y a remar, a remar, a remar marinero, que aquél que no rema no gana dinero. A remar, a remar en el río, que aquél que no rema no gana navío. Yo fui a la Revolución, a luchar por el derecho de sentir sobre mi pecho y una gran satisfacción; pero hoy vivo en un rincón cantándole a mi amargura, pero con la fe segura y gritándole al destino, que es el hombre campesino nuestra esperanza futura. Y ¡ay! que te quiero, y ¡ay! que te quiero, te quiero madama porque te peinas al uso de España. Que te quiero, te quiero decir, que anoche a las once me iba yo a morir. Siembro maíz, plátano y piña bajo los rayos del sol; también cultivo una flor con mi jarana ladina, y es la estrella matutina la que marca mi dolor, la que con su resplandor va fijando mi destino, y que anuncia al campesino que comienza la labor. Y un ventarrón de protesta soñé que se levantaba, y que por fin enterraba, y a este animal que se apesta, que grita como una bestia enmedio de su corral, que nos hace tanto mal y nos causa un gran dolor, nos chupa nuestro sudor ¡y hay que matarlo, compá! ¡Ay! que me voy, ¡ay! que me voy, me voy prenda amada, lucero hermoso de madrugada. Que me voy, me voy prendecita, lucero hermoso de mañanita.

Sobre el modelo de uno de los sones tradicionales de más arraigo, Arcadio, Hidalgo, de Minatitlán, Veracruz, compuso las décimas que intercala con, versos y estribillos antiguos. Este es un ejemplo de la creación contemporánea. Una sola persona, Antonio García de León, de Jáltipan, Veracruz, acompañándose con la jarana se encarga de la interpretación.

Ficha Técnica
Título Versos de Arcadio Hidalgo. 17. Testimonio Musical de México, volumen 36
Tipo de objeto Grabación de audio, Música, Son
Institución Instituto Nacional de Antropología e Historia
Créditos García de León, Antonio (singer) (musician), Hidalgo, Arcadio (Composer)
Formatos disponibles JPG
Identificador oai:mexicana.cultura.gob.mx:0014137/0093477
Ver registro original http://mediateca.inah.gob.mx/islandora_74/islandora/object/musica%3A410

Anotaciones

¿Qué son las anotaciones?

Las anotaciones buscan mejorar y enriquecer la información de cada uno de los objetos digitales que se encuentran disponibles en Mexicana. En caso de que conozcas datos relevantes sobre este objeto en específico, te invitamos a participar agregando y compartiendo dicha información, la cual pasará por un proceso de validación antes de ser visible en la plataforma. ¡Muchas gracias por tu anotación!

Inicia sesión

Registrate

CREA TUS COLECCIONES

REGÍSTRATE PARA GUARDAR TUS FAVORITOS

¿Ya tienes una cuenta? Inicia sesión aquí

Secretaría de Cultura, 2017. Todos los derechos reservados.