La vida del desterrado general d. porfirio díaz

José Guadalupe Posada Aguilar

® Derechos Reservados
1/1 Objetos

Más de la colección

Jarra

Leocadio Acosta

Museo Nacional de la Estampa


Cuento El Derriba Hombres

José Guadalupe Posada Aguilar

Museo Nacional de la Estampa


Ver más

La vida del desterrado general d. porfirio díaz

Durante las últimas dos décadas del siglo XIX y, por lo menos, las dos primeras del siglo XX, la imprenta de Antonio Vanegas Arroyo publicó un número considerable de hojas volantes dedicadas a difundir historias de crímenes y criminales. Estos relatos —a veces apegados a la realidad, a veces ficticios— siempre tenían una moraleja que reflejaba el ideal de justicia del editor y sus colaboradores. El criminal generalmente era castigado por las autoridades terrenales, pero ciertos actos merecían castigos a otro nivel, el divino; entre ellos estaban los crímenes sacrílegos, los pasionales o los parricidios, como el que se narra en esta hoja. Aquí se narra lo poco que se sabe sobre el parricidio que cometió Bernabé Manrique en el pueblo de Zapotiltic. A diferencia de otros relatos de crímenes, en este caso no queda claro cuáles son las causas del parricidio, por lo que el redactor lo atribuye a la influencia demoníaca. Se menciona que el parricida ha sido aprehendido y espera el castigo de la justicia humana y, mientras ésta llega, está siendo castigado por la divina providencia mediante sinnúmero de dolencias físicas y mentales. El corrido con el que concluye la hoja hace énfasis sobre el castigo celestial que el criminal debe recibir.El grabador José Guadalupe Posada eligió para ilustrar esta hoja el momento mismo del parricidio. Bernabé Manrique, vestido de manta y con sombrero de paja, sostiene con su mano derecha un puñal en el aire; su rostro está desencajado, su mano izquierda cerrada en puño y todo su cuerpo, rígido. A sus pies un hombre de barba —que representa a su padre— está cayendo al piso, con los ojos cerrados, posiblemente inconsciente; el movimiento de este cuerpo añade dramatismo a la escena. Tras él, una mujer —posiblemente, la madre de Bernabé, también herida durante el ataque— observa la escena aterrada. Atrás del parricida, un demonio con una cola de serpiente parece jalarlo del pantalón, mientras otros dos demonios —con alas de murciélago, cuerpo de reptil y rostro de ave— sobrevuelan la escena; según el texto, los demonios son quienes inspiraron el parricidio, pero también quienes impondrán el castigo: "El demonio se presenta / A recibirlo en sus brazos / Y con infernales lazos / Lo ata y al fin se lo lleva; / Más remedio no le queda / Que morirse hecho pedazos".

Ficha Técnica
Título La vida del desterrado general d. porfirio díaz
Creador José Guadalupe Posada Aguilar
Tipo de objeto obra gráfica
Institución Museo Nacional de la Estampa
Colección Obra grafica
Formatos disponibles JPG
Periodo Sin fecha
Media Imagen
Derechos Restringido
Declaración de uso Reservados
Identificador oai:museonacionaldelaestampa.inba.gob.mx:5775
Palabras Clave

Anotaciones

¿Qué son las anotaciones?

Las anotaciones buscan mejorar y enriquecer la información de cada uno de los objetos digitales que se encuentran disponibles en Mexicana. En caso de que conozcas datos relevantes sobre este objeto en específico, te invitamos a participar agregando y compartiendo dicha información, la cual pasará por un proceso de validación antes de ser visible en la plataforma. ¡Muchas gracias por tu anotación!

Inicia sesión

Registrate

CREA TUS COLECCIONES

REGÍSTRATE PARA GUARDAR TUS FAVORITOS

¿Ya tienes una cuenta? Inicia sesión aquí

Secretaría de Cultura, 2017. Todos los derechos reservados.