Virrey Pedro Garibay

José María Vázquez

® Derechos Reservados
1/1 Objetos

Más de la colección

Fuente de la Alameda Central

Juan Moritz Rugendas

Museo Nacional de Historia


Agustín de Iturbide

Museo Nacional de Historia


Ver más

Virrey Pedro Garibay

Aunque las piezas de marfil y de plata que descansan en las vitrinas delante del gran cuadro del Bautizo podrían distraer la mirada, el espectador no se libra de la presencia del grupo de indígenas y conquistadores que parecieran vivos; por el tamaño de las figuras centrales, casi natural, se juega con la idea de que los hombres afanados en la ceremonia bautismal están en una sala vecina, y no en un óleo que remata la dedicada a la Conquista. No llama la atención su ubicación museográfica, dentro del contexto de la labor política y religiosa de la Corona española, pues ciertamente ahí corresponde. Tampoco su factura, de ningún modo extraordinaria entre los lienzos virreinales de gran formato. Tal vez el efecto radique en la intencionada comparación con la otra gran pintura de la Sala, pues es notable el contraste: mientras que la obra de Jorge González Camarena sintetiza la violencia de la guerra en el amarre mortal de sus extremosos guerreros, el óleo del Bautizo –ya se dijo, también un momento fundacional de la Conquista—refleja paz y hasta elegancia. Sus personajes no parecen apresurarse: desplegados como en un teatro, los protagonistas centrales y los espectadores que atestiguan el hecho, atienden a las posturas que resumen palabras; no hay violencia, las poses señalan un ritmo pausado de movimientos, afectados hasta el amaneramiento. La cédula explicativa dice que se trata del Bautizo de Cuauhtémoc o de Ixtlilxóchitl, atribuido a José Vivar y Valderrama, hacia 1752. El tema ha sido tocado por autores tan severos como Manuel Toussaint (1965) y Jaime Cuadriello (2004) –a éste último se debe la identificación del personaje indígena central como Cuauhtémoc y la atribución del pintor. Una cédula explicativa anterior –que leyeron los visitantes hasta 1999-- señalaba otros derroteros: se trataba del Bautizo de Maxicatzin y los caciques de Tlaxcala, de pintor anónimo o con atribución a Nicolás Rodríguez Juárez; también en fechas modernas (2001) fue atribuido con este título a Vivar y Valderrama por otro cuidadoso autor, Antonio Rubial.

Ficha Técnica
Título Virrey Pedro Garibay
Creador José María Vázquez
Fecha Siglo XIX
Tipo de objeto Pintura
Institución Museo Nacional de Historia
Colección Pintura, escultura, dibujo, grabado y estampa
Dimensión 99 cm alto x 74.7 cm ancho
Formatos disponibles JPG
Media Imagen
Derechos Patrimonio de la nación o dominio público
Declaración de uso Restringido
Identificador oai:mexicana.cultura.gob.mx:0001303/0000273

Anotaciones

¿Qué son las anotaciones?

Las anotaciones buscan mejorar y enriquecer la información de cada uno de los objetos digitales que se encuentran disponibles en Mexicana. En caso de que conozcas datos relevantes sobre este objeto en específico, te invitamos a participar agregando y compartiendo dicha información, la cual pasará por un proceso de validación antes de ser visible en la plataforma. ¡Muchas gracias por tu anotación!

Inicia sesión

Registrate

CREA TUS COLECCIONES

REGÍSTRATE PARA GUARDAR TUS FAVORITOS

¿Ya tienes una cuenta? Inicia sesión aquí

Secretaría de Cultura, 2017. Todos los derechos reservados.