San Jerónimo

® Derechos Reservados
1/1 Objetos

Más de la colección

R. P. Juan Ignacio María de Castorena y Ursúa

Nicolás Rodríguez Juárez

Museo Nacional del Virreinato


Don Gregorio López

Museo Nacional del Virreinato


Ver más

San Jerónimo

San Jerónimo nació hacia el año de 324 en Stredon, en la región dalmática de Panonia, territorio perteneciente a Italia. Su padre vigilo que se le instruyera en todos los aspectos de la religión, así como las letras y las ciencias. Esta instrucción la recibió primero en su hogar y posteriormente en las escuelas de Roma. En poco tiempo llego a dominar el latín y el griego además de su idioma materno, el ilirio. En el año de 370 se estableció provisionalmente en Aquilea y posteriormente partió a Oriente, junto con sus amigos Inocencio, Heliodoroe Hylas. Jerónimo llego a Antioquia en 374, retirándose a las soledades de Calquis donde paso cuatro años como eremita, agregando a sus mortificaciones corporales el estudio y el trabajo constantes. Cuando el santo abandono el desierto de Calquis, recibió de Paulino, obispo de Antioquia, la ordenación sacerdotal, trasladándose a Constantinopla para estudiar las Santas Escrituras, bajo la dirección de san Gregorio Naciaceno. En 382, Jerónimo regresa a Roma para participar en el concilio convocado por el papa san Damaso; al termino de este, el papa lo retiene como su secretario, y le pide revise con base en los textos griegos la versión latina de los evangelios. A la muerte del papa en 385, abandona Roma y parte a Antioquia, dirigiéndose hacia Jerusalén y Belen, en donde con ayuda de otros santos fundo conventos para hombres y mujeres, habitando una amplia cueva cercana al sitio donde naciera Jesús. San Jerónimo murió el 30 de septiembre del año 420, y fue sepultado en la iglesia de la Natividad. Posteriormente sus restos fueron trasladados a la basílica de santa María la Mayor en Roma. (1) Se le considera como el padre de la Iglesia que mas estudio las Santas Escrituras. En esta obra, el león que aparece junto a el es su atributo personal. Recuerda a un león que auxilio quitándole una espina de la pata y que por tal motivo quedo a su servicio. La trompeta en el extremo superior derecho esta relacionada con una frase que se le atribuye al santo: Sea que coma, sea que beba, siempre me parece que resuena en mis oídos la trompeta que dice: Levantaos, muertos, y venid a juicio! (2)La presencia del libro alude a su labor como escritor de la Iglesia. La pintura se encuentra en la calle lateral derecha en el primer cuerpo del retablo principal de la Capilla Domestica.

Ficha Técnica
Título San Jerónimo
Fecha 1600
Tipo de objeto Pintura
Institución Museo Nacional del Virreinato
Colección Pintura
Dimensión 48 cm largo x 48.5 cm ancho
Formatos disponibles JPG
Técnica Óleo sobre tela pegado a madera
Media Imagen
Derechos Patrimonio de la nación o dominio público
Declaración de uso Restringido
Identificador oai:mexicana.cultura.gob.mx:0013414/0000371

Anotaciones

¿Qué son las anotaciones?

Las anotaciones buscan mejorar y enriquecer la información de cada uno de los objetos digitales que se encuentran disponibles en Mexicana. En caso de que conozcas datos relevantes sobre este objeto en específico, te invitamos a participar agregando y compartiendo dicha información, la cual pasará por un proceso de validación antes de ser visible en la plataforma. ¡Muchas gracias por tu anotación!

Inicia sesión

Registrate

CREA TUS COLECCIONES

REGÍSTRATE PARA GUARDAR TUS FAVORITOS

¿Ya tienes una cuenta? Inicia sesión aquí

Secretaría de Cultura, 2017. Todos los derechos reservados.